Un resumen sesgado de mi año 2023

Un año más que muerde el polvo.

O uno menos, como ese tipo escéptico hasta rayar el nihilismo que en ocasiones veo en el espejo afirmaría.

Antes que nada, dos cuestiones importantes.

La primera es que eso tan anglosajón de publicar un artículo contando tus logros del año saliente y enumerando tus objetivos del entrante siempre me ha parecido una costumbre un tanto onanista y hasta un poco pornográfica, hablando en términos de visibilidad y exposición en medios sociales. Algunas personas cuentan en sus retrospectivas anuales de los viajes que han emprendido a lo largo del año, de la música que les ha emocionado, de los libros con los que han volado a otros mundos, del cine que les ha hecho soñar —touché, yo también doy la tabarra con mis #subalegrías— y hasta de sus relaciones personales y familiares.

La pregunta que me ronda por la cabeza de manera inmediata al reflexionar sobre esto es si al mundo, así en general, le interesa lo más mínimo cómo me siento con respecto a lo que he hecho durante el año n o lo que digo que voy a hacer en el n+1. Y la respuesta casi inmediata es un rotundo «NO».

Me encanta la frase «no digas lo que vas a hacer, hazlo». Supongo que no resultaría extraña en la boca del Morfeo de Matrix o del Duncan Idaho de Dune, aunque pensándolo bien también podría leerse en alguna novelita de Paulo Coelho (spoiler: no me gustan). Y es que aunque incluso los tipos y tipas más inanes e irrelevantes al parecer nos merecemos esos quince minutos de fama que mencionaba Warhol (o su fotógrafo, no sé), es fácil que el ego se vaya de las manos, dejes de tocar con los pies en el suelo y acabes convertido en una parodia de lo que pretendías ser. O lo que es mucho peor, en un imbécil, alguien ajeno al suelo que pisa, incapaz de calibrar sus capacidades reales.

La imagen representa el concepto del nihilismo de manera abstracta y provocativa. En el centro, se destaca una figura solitaria en un vasto paisaje estéril, simbolizando el aislamiento y la ausencia de significado inherente en el universo. Los tonos son oscuros y monócromos, creando una atmósfera de vacío y falta de sentido. El fondo combina un espacio vacío con elementos sutiles y caóticos, reflejando la visión nihilista de un universo sin orden ni propósito. El estado de ánimo general de la imagen es sombrío e introspectivo, invitando a los espectadores a reflexionar sobre los conceptos filosóficos del nihilismo.
Un tipo nihilista ante el Universo, según ChatGPT-4. Me parece muy acertado.

Vaya tela. Me parece que comienzo el que va a ser mi último artículo de este año haciendo amigos. Veamos si soy capaz de reconducir esto antes de que se me ofenda alguien 🙏.

Y esto me lleva a la segunda de esas cuestiones importantes.

Soy una persona con prejuicios innatos. Lo reconozco. Y a medida que voy consumiendo inviernos y quemando veranos yo diría que esta evidencia se hace más acusada. ¿A ti también te pasa? ¿No sientes, como yo, que esa supuesta sabiduría que se alcanza con la edad viene acompañada de cierta rigidez interior, de un entumecimiento de las creencias, de un agarrotamiento de las convicciones que te va resecando por dentro y te transforma día tras día en alguien más inflexible y menos tolerante? ¿No? Enhorabuena entonces.

Las no tan malas noticias son que personalmente cada vez soy más consciente de ello y, como en otros planos de mi vida, voy colgando contrapesos —debo decir que no siempre con tino— aquí y allá en mi alma de convencido escéptico practicante para compensar todo aquello que no me gusta cuando miro hacia adentro.

Rodearme de gente más inteligente, tanto en el plano intelectual como emocional, es uno de esos contrapesos. Ponerme en el lugar de personas que admiro, aprecio o quiero para entender sus motivaciones y sentimientos es otro. Afortunadamente existen algunos mecanismos correctivos. Y sí, a menudo resulta muy complicado calcular con precisión tanto el peso de todos esos contrapesos como su ubicación, así como el tiempo que deben mantenerse en delicado equilibrio en su posición. Pero esa es otra historia.

Te cuento todo esto para que entiendas por qué razón no he escrito hasta ahora uno de esos resúmenes anuales. Este año, sin embargo, me apetece hacerlo para comprobar de primera mano cómo me sienta y como me siento al hacerlo, y poder valorar así este dilema desde las tripas. Quién sabe, tal vez descubra una o dos cosas sobre mí que no conocía (o no quería reconocer). Aunque no le interesen a nadie.

Pero antes de comenzar, déjame que ajuste el potenciómetro de lo personal a un nivel tolerable (para mí). Pornografía emocional, la justa.

Y ya de paso, permíteme también que prepare el ambiente con esta lista de reproducción que Spotify me ha sugerido hoy, muy apropiada para el momento, mientras escribo lo que queda de este artículo indudablemente crepuscular. Si la escuchas mientras lees lo que sigue quizás me entiendas un poco mejor.

A continuación te voy a hablar de los proyectos que he desarrollado este año dentro de mi ámbito personal, proyectos que en gran medida quedan al margen de mi día a día en el centro de formación profesional en el que trabajo, aunque con frecuencia se retroalimentan mutuamente.

Estas actividades están ampliamente relacionadas, aunque no de manera exclusiva, con mi interés y promoción de tecnologías y herramientas que me fascinan y sobre las cuales a menudo discuto y escribo aquí y en otros espacios. Además, están vinculadas a mi rol en el equipo de coordinación de GEG Spain (ahora Comunidad Profesional para la Transformación Educativa), a mi labor como Google Developer Expert, y también a mi papel como Embajador de Notion.

 

TABLA DE CONTENIDOS

Mis cosas, en mi PLE

Para hacer un seguimiento de todas las cosas que empujan mi aprendizaje utilizo un sistema Notion que he construido yo mismo y que he mostrado —fugazmente, lo reconozco— en ocasiones, pero que aún no he sido capaz de publicar.

Se trata de una especie de entorno personal de aprendizaje (PLE) que constituye mi motor y mi segundo cerebro a la hora de registrar y desarrollar los proyectos que emprendo. Sin él andaría francamente perdido, puesto que constituye una ayuda inestimable a la hora de gestionar los cambios de contexto, a veces notablemente espaciados en el tiempo, cuando salto de una tarea a otra.

Este año he registrado en mi PLE 34 productos (yo los llamo así) frente a los 31 del año 2022. Aunque cantidad no siempre es sinónimo de calidad, en general, estoy satisfecho con el trabajo que he desarrollado, si es que puede llamarse trabajo a hacer lo que te gusta.

Vista general de galería de los proyectos en los que he trabajado en 2023 en mi PLE Notion.
Los elementos difuminados se corresponden con trabajos comerciales por encargo que no son públicos.

Me gustaría decir que el hecho de que este año haya incrementando notablemente mi participación como ponente, tanto en eventos educativos organizados por GEG Spain como en el ámbito del ecosistema de desarrolladores de Google, ha sido fruto de la planificación. Pues no, honestamente ha salido lo que ha salido y solo como consecuencia de las micro decisiones y oportunidades que han ido surgiendo a lo lago del año. He hecho en cada momento lo que me pedía el cuerpo. Sin más.

Y es que siempre he sostenido que no me considero un creador de contenido, una etiqueta que, en cierta manera, me desagrada. La encuentro artificial y centrada más en la forma que en el fondo. ¿Es que no importa acaso si se habla de hojas de cálculo o de alfajores con tal de atraer audiencia? Personalmente, no me identifico con eso. Prefiero compartir lo que realmente me apasiona, a mi manera y con mis tiempos. Ya tenemos suficientes obligaciones con el trabajo y la vida cotidiana, ¿no crees?. Y no planeo cambiar de rumbo en un futuro, al menos inmediato.

Charlas y talleres

Si en 2022 fueron tres las charlas y talleres en Volvemos 10x de GEG Spain, las Charlas Educativas de Ingrid Mosquera y el Discord de Google Developers Online —mi primera sesión pública hablando la lengua de Shakespeare, o al menos una que se le parecía—, en 2023 han sido nada menos que ocho.

Afirmativo, ha sido un año de muchas charlas, talleres y eventos, también de numerosos reencuentros y calurosos abrazos. Y consecuentemente de muchas idas y venidas para llegar hasta ellos.

Vista parcial de mis piernas en una estación perdida de Tarragona.
Mi mes de enero de 2023 finalizaba anocheciendo en una solitaria estación de ferrocarril perdida en la campiña Tarraconense.

Quisiera resaltar especialmente las dos charlas sobre automatización en Google Workspace que he llevado a cabo por invitación de varios Google Developer Student Clubs (GDSC).

La primera de ellas en mayo, a petición de los GDSC de las universidades de Novi Sad (Serbia), Zagreb (Croacia) y Primorska (Eslovenia), mi segunda sesión sobre Apps Script en inglés.

Y más recientemente, en diciembre, invitado por el GDSC de la Universidad Politécnica de Valencia. Esta charla, que formaba parte de un DevFest, ha supuesto mi primera participación en un evento de esta índole. Me gustaría pensar que no será la última, ya que disfruté enormemente la experiencia.

También ha sido este año mi primera vez en un SIMO, en esta ocasión con sendas charlas divulgativas sobre Chromebook Plus y Duet AI, acompañado de mi queridísimo Balbino Fernández y representando a GEG Spain / Google para Educación en el stand de Edelvives.

Balbino y yo dando delante de un gran panel miniled en el SIMO.
A la izquierda Balbino, mi pareja artística en los edusaraos de este año.

Afortunadamante, Balbino y yo hemos hecho este año más cosas juntos...

Una de ellas fue Comando GEG. Han sido tres episodios emitidos en directo a lo largo del año, con un total de 6 horas de emisión, más un par de spin-offs en vivo a modo de cierre de los eventos GEG de La Rioja y Madrid, en los que hemos intentado tocar temas candentes en el ámbito educativo como la competencia digital docente, el uso de plataformas digitales y el impacto de la IA, siempre con cierto aire irreverente, crítico y contestatario.

No estoy muy seguro de que lo hayamos logrado, pero lo cierto es que nos lo hemos pasado bomba intentándolo.

Pero volviendo a mi adorado Apps Script, además de los eventos organizados por los GDSCs ya mencionados, he tenido la oportunidad de aportar una visión general sobre esta plataforma de desarrollo a unos cuantos docentes y administradores de centros educativos, tanto en el anteriormente mencionado evento GEG de La Rioja como en el nacional de Madrid, ambos estupendos por sus propios méritos.

No puedo dejar de mencionar tampoco la charla sobre el despliegue de desarrollos Apps Script que conduje para los y las estudiantes del instituto de formación superior Valle Grande de Perú en septiembre.

Cambiando de tercio, también estuve, por segunda vez, en las Charlas Educativas de la incansable Ingrid Mosqueda acompañando al tremendo equipo que organizó el Escape Room Digital 2023, para explicar cómo diseñamos la infraestructura técnica que hizo posible montar un tinglado así para 600 centros y 40.000 estudiantes. Aquí encontrarás más detalles y la grabación de la emisión en el canal de YouTube de Ingrid.

Y por último, pero no menos importante, tengo que hablar del fantástico evento GEG que mi compañero y amigo Alberto Gilsanz organizó en mayo en su centro de Valencia, uno de esos que hacen comunidad de verdad. Allí estuve yo también, para echar una mano (poco), hablar de construir entornos personales de aprendizaje con Notion (mucho) y comer el arroz con cosas (aún más) que preparó mi apreciado Miguel Ujeda.

Y que no se me olvide: ya finalizado el evento de Valencia, algunos nos quedamos el sábado por la noche para ver a Neuman en directo. Momentazo del año, a todos los niveles.

Selfie en el que aparecen Luis, Alberto, yo mismo, Raúl y Balbino. Neuman al fondo en el escenario.
Decir que los cuatro personajes que me acompañan en esta foto son buena gente es quedarse muy corto.

Gracias, Balbino, Raúl, Alberto y Luis por estar ahí 😘.

Notion y yo

Los eventos en torno a esa herramienta imprescindible para mí que es Notion también han ocupado un lugar importante en mi actividad a lo largo del año.

En mayo colaboré en la organización del evento de celebración del lanzamiento de Notion en español y lideré, junto a Elena Madrigal, la mesa dedicada a educación y gestión del conocimiento.

Pero debo confesar que el evento que probablemente más me ha impactado este año ha sido el encuentro al que fuimos invitados los embajadores y consultores europeos de Notion celebrado en Berlín durante el último fin de semana de octubre.

Un evento increíble, sin duda, promovido y organizado directamente por Notion. A lo largo de un fin de semana absolutamente memorable tuve la enorme suerte de poder compartir aprendizajes y experiencias con personas de perfiles profesionales alejados de los que me resultan más cercanos y familiares en los ámbitos educativos en los que me muevo habitualmente. Muy enriquecedor.

Incluso tuve tiempo de participar en este vídeo de miniconsejos recopilados por Rubén Loan (el mío en 12:08).

¡Solo puedo decir gracias!

También he publicado alguna que otra plantilla, que encontrarás en la galería de plantillas de Notion, entre ellas una que ha formado parte del Calendario de Adviento que preparan anualmente los Embajadores de Notion. Mi día: el 24 de diciembre.

Actividad profesional

Nunca ha sido mi foco, pero este año 2023 también he aceptado algunos (escasos) trabajos remunerados, tanto desarrollos Apps Script específicos sobre Google Classroom y Sheets como alguna que otra charla o taller de Apps Script y Notion.

Las charlas en SIMO para Edelvives o el taller de Notion en el Màster universitari en Lideratge de la Innovació Pedagògica i Direcció de Centres Educatius de la Universitat Ramon Llull, con el que por cierto vuelvo a colaborar en 2024, son algunos ejemplos.

Gracias a todas las personas y organizaciones que habéis confiado en mí capacidad para echaros una mano y mis más sinceras disculpas a aquellos a los que no os he podido ayudar.

En 2024 seguiré abierto a realizar trabajos de este tipo de manera puntual, así que puedes escribirme a tictools.tk@gmail.com para que valoremos juntos una posible colaboración.

Y algo más: acabo de revalidar por un año adicional mi pertenencia al programa Google Developer Experts, que tantas cosas buenas me ha traído. ¡Y ya es mi quinto año consecutivo 🎉!

Email comunicando la renovación como GDE en 2024.
Logro desbloqueado: ¡GDE 2020-2024!

Publicaciones

Durante 2023, he publicado un total de doce artículos en este blog (realmente trece si contabilizo este de resumen del año), lo cual me parece bastante satisfactorio, sobre todo teniendo en cuenta que muchos de ellos son extensos y de amplio alcance.

Creo sinceramente que mis mejores publicaciones han sido las relacionadas con Google AppSheet, una herramienta que descubrí de manera impetuosa durante el pasado mes de julio, lo que me llevó a escribir esta urgente toma de contacto titulada «Descubriendo Google AppSheet en 48 horas».

Un explorador mirando a una cordilllera montañosa sobre la que flotan 4 logos de Google AppSheet.
Yo mismo, descubriendo Google Appsheet.

El artículo tuvo un éxito notable, tanto que unos meses más tarde, Christian Schalk me sugirió lanzar una versión en inglés. Así lo hice, en cuatro partes que hacen una revisión ligera del contenido original, publicadas durante el pasado mes de noviembre bajo el título «Discovering Google Appsheet in 48 hours».

Captura de la estructura en 4 partes de la versión traducida del artículo sobre AppSheet.
Descubriendo AppSheet, ahora en inglés y en cuatro cómodos plazos.

Como cabía esperar, la versión en inglés ha tenido un impacto considerablemente mayor, por lo que hace al número de visualizaciones, que el artículo original.

A raíz de mi particular viaje de descubrimiento de AppSheet, dediqué algún tiempo a profundizar en el uso de las funciones con nombre de Google Sheets para emular cierta característica de AppSheet que me resultó muy llamativa. Esto me llevó a diseñar «GLIFO/GLYPH, una función con nombre para generar miniaturas a partir de texto en tus hojas de cálculo». 

Hoja de cálculo de demo de la función GLIFO v2.
Una versión mejorada de la función TEXT_ICON de AppSheet implementada mediante una función con nombre en Sheets.

Se trata de poco más que una curiosidad, un pequeño juguete si quieres, pero que personalmente encuentro particularmente interesante.

Además, dos de mis artículos,  «Adding users to Google Chat spaces on demand with Google Apps Script» y el propio «Discovering Google AppSheet in 48H» fueron seleccionados para aparecer en la sección de destacados de la comunidad del boletín mensual para desarrolladores de Google Workspace.

También he "colocado" dos artículos en la Champions Innovators Content Library de Google Cloud, tanto el ya mencionado sobre Google Chat como uno anterior en español, «Midiendo las diferencias entre secuencias de texto usando la distancia de Levenshtein y Apps Script».

Artículos publicados en la Champions Content Library durante 2023.
¿Conocías este repositorio de contenidos sobre tecnologías de Google Cloud?

La versión en inglés de mi artículo sobre AppSheet se encuentra ahora mismo en proceso de revisión para su publicación en este repositorio, espero que en breve también forme parte de él.

He escrito asimismo cosillas en otras plataformas, como este artículo sobre el uso de referencias hiperabsolutas en las hojas de cálculo de Google en LinkedIn o este otro sobre el papel de la IA en educación en la nueva comunidad de GEG Spain.

Del blog con el que empecé a divulgar sobre el uso de Google Workspace en Educación allá por agosto de 2017 solo puedo decir que constituye ya poco más que un simple vestigio arqueológico de mi yo pasado. Aún así, he puesto al día recientemente uno de los últimos artículos publicados para actualizar la plantilla de cálculo de calificaciones que presentaba en él.

A lo largo de 2023 he compartido también una docenas de consejos TIC de lo más variado en mi perfil de X —el artista anteriormente conocido como Twitter— y LinkedIn, además de otros tantos tuits (no puedo dejar de llamarlos así 😜) probablemente bastante más irrelevantes. Si te interesan cosas como las herramientas de Google, Notion, Coda, Rows, IA, los sistemas operativos y la microinformática en general, tal vez quieras seguirme.

Otros productos

Dicho todo esto, quiero pensar que mis "productos" más destacados en el 2023 han sido indiscutiblemente las fideuàs que disfruto cocinando para familia y amigos 🔥🥘👨‍🍳. 

Creo que hay pocas cosas en la vida tan gratificantes como atesorar buenos momentos en torno a una mesa acompañado de las personas que nos hacen felices. Disfrutemos de ello mientras podamos.

¿Qué va a pasar en 2024?

En pocas palabras: ni puñetera idea 😝.

Como los hobbits de Tolkien, siempre he ofrecido una férrea resistencia al cambio. Pero a lo largo de este pasado año, y en más de una ocasión, he sentido que las punzadas en el costado de las cosas que cambian inexorablemente han dejado en cierta medida de ser dolorosas para convertirse en excitantes, como un buen picante.

Este año he presenciado como mi querida GEG Spain, a cuyos compañeros y compañeras en el equipo de coordinación, también a los que ya no están, tanto debo, se ha comenzado a transformar en algo diferente que aún no acabo de entender. También he asumido nuevas responsabilidades profesionales en mi centro, responsabilidades que parece han llegado para quedarse y que ciertamente suponen un importante peso adicional en mi vida. Y por si fuera poco, estoy contemplando cómo mi hijo atraviesa ese confuso periodo (no solo para él 😅) llamado adolescencia a la velocidad de ese cometa fulgurante que viaja hacia un lugar desconocido.

Y la verdad es que si me paro más de dos segundos a pensarlo... todo está bien. Lo único permanente es (y debe ser) el cambio.

En cuanto a asuntos más cotidianos, valoro enormemente la libertad de utilizar mi tiempo libre, dentro de lo que mis obligaciones me permiten, para enfocarme exclusivamente en aquellas cosas que me motivan. Ya te he comentado sobre ellas. Por eso, pienso que mi 2024 será al menos tan impredecible y variado como lo fue el 2023 en lo que respecta a todas estas actividades secundarias o complementarias a mi trabajo principal, el que me sustenta económicamente.

Eso hace que no me preocupe en exceso establecer objetivos más concretos y específicos por lo que hace a mi producción de contenidos, ni obtener métricas más precisas de visibilidad, impacto y todas esas historias. Andaremos y veremos, como siempre, en tanto lo que haga me siga alimentando el espíritu. Y cuando no sea así, pues a otra cosa.

A pesar de eso sí hay ciertas cosas que mi cuerpo me está pidiendo. Te las cuento rapidito, que este balance anual ya se ha hecho muy largo, mucho más siendo el primero —aún no he decidido si el último— que escribo.

De entrada, me apetece mucho profundizar en Coda, una herramienta que descubrí a comienzos de 2022, cuya evolución he seguido de cerca desde entonces y que me parece tanto más fascinante cuanto más la uso.

En líneas más generales, estoy pensando en disminuir mi presencia pública un tanto. Planeo asistir a menos eventos y así liberar tiempo de calidad que me permita retirarme a mi batcueva para dos propósitos principales: completar y publicar ciertos desarrollos en Apps Script que llevo tiempo a cuestas y dedicarme a aprender cosas nuevas.

Mi camino para adquirir conocimientos siempre ha sido el que pasa por construir cosas tangibles, pero ahora mismo creo que necesito encontrar también espacios para un aprendizaje un tanto más formal y estructurado. ¡Hay tantos mundos que explorar! Google Cloud, aprendizaje automático, ciencia de datos... Siento que necesito trascender los confines de Google Workspace y Apps Script para hincarle el diente a todas esas cosas fascinantes que quedan unos pasos más allá de ese umbral.

Seguro que has oído eso de que «es peligroso cruzar tu puerta, pones un pie en el camino, y si no cuidas tus pasos, nunca sabes a dónde te pueden llevar». Pero, ¿qué alternativa nos queda a recorrer esa senda?

Me despido con una de mis más recientes subalegrías. Te deseo un año de emocionantes aprendizajes sin fin.

¡Feliz 2024!


Comentarios